domingo, 10 de octubre de 2010

EL ESPÍRITU DEL DELFÍN PARA EL TRABAJO EN EQUIPO


"El trabajo en equipo es la capacidad de trabajar juntos hacia una visión común. La capacidad de dirigir los logros individuales hacia los objetivos de la organización. Es el combustible que permite que la gente normal logre resultados comunes". Andrew Carnegie







El defín es un animal social como el hombre, y al igual que el hombre aprende y trabaja en equipo, lo hace instintivamente por naturaleza. Al ser humano le cuesta a veces más de lo debido, aprender que equipo el resultado es mejor y mayor. Los delfines desde el nacimiento aprenden con el juego formando equipo, nunca olvidan las lecciones que reciben de sus mayores. Están en contínuo aprendizaje, nunca se detienen. Aprenden de la experiencia vivida, y no paran de compartir esquemas adheridos con otros delfines.

Buen ejemplo a tomar por parte del hombre, este ejemplo claro de cómo se hace y se construye un equipo, y más aún si pretendemos crear en nuestras empresas equipos de alto rendimiento, para aumentar la competitividad en los mercados. El Trabajo en equipo genera confianza, seguridad, valores, crea vínculos entre integrantes, aumenta la fidelidad a la marca. Nos aporta éxito en nuestros entornos, y garantiza la supervivencia del entorno laboral. Debemos aprender a ver más allá, de hasta donde alcanza nuestra mirada, poder vivir y compartir en cualquier entorno, por adverso que sea, para transformarlo en un paraíso gracias al aliento del grupo.

Las personas tienen necesidades sociales y objetivos que necesitan de la concurrencia de otras personas para ser satisfechos y/o logrados. Esta es la razón de ser de los grupos humanos. Esto mismo ocurre en las organizaciones, que están formadas por personas con sus necesidades sociales y sus metas. El trabajo en equipo es una de las respuestas al reto de la productividad. La cohesión de los equipos de trabajo, el fomento del espíritu cooperativo, la identificación de las personas con los objetivos de la empresa y la comunión de intereses y esfuerzos hacia el fin común son aspectos fundamentales sobre los que trabajar para cimentar el éxito o el fracaso.

Un equipo de trabajo es un conjunto de personas que se organizan de una forma determinada para lograr un objetivo común. En esta definición están implícitos los tres elementos clave del trabajo en equipo:

  • Conjunto de personas: los equipos de trabajo están formados por personas, que aportan a los mismos una serie de características diferenciales (experiencia, formación, personalidad, aptitudes, etc.), que van a influir decisivamente en los resultados que obtengan esos equipos.
  • Organización: existen diversas formas en las que un equipo se puede organizar para el logro de una determinada meta u objetivo, pero, por lo general, en las empresas esta organización implica algún tipo de división de tareas. Esto supone que cada miembro del equipo realiza una serie de tareas de modo independiente, pero es responsable del total de los resultados del equipo.
  • Objetivo común: no debemos olvidar, que las personas tienen un conjunto de necesidades y objetivos que buscan satisfacer en todos los ámbitos de su vida, incluido en trabajo. Una de las claves del buen funcionamiento de un equipo de trabajo es que las metas personales sean compatibles con los objetivos del equipo.
ROLES DE LOS EQUIPOS:

Cada integrante de un equipo, asume un rol dentro del mismo. Lo usual es que cada persona asume un rol según su personalidad. Hasta el momento, no existe una clasificación de roles con los que todos los teóricos estén de acuerdo, sin embargo, se puede intentar la siguiente clasificación: moderador, colaborador, creativo, relacionista y evaluador.

  • El moderador dirige, coordina, orienta, motiva y controla a los otros integrantes, dependiendo de quien asuma este rol, puede ejercerlo de forma autocrática, consultiva, democrática, anárquica, orientadora o relajada.
  • El colaborador secunda, complementa, apoya, sustenta y respalda la labor de todo el equipo, especialmente de quien asuma el rol de moderador.
  • El creativo sugiere, innova, crea y propone nuevas cosas y nuevas formas de hacerlas.
  • El relacionista cuida todo lo que tiene que ver con la armonía tanto entre los integrantes del equipo, como con las personas ajenas a él.
  • El evaluador es el crítico, el que vuelve a centrar al equipo cuando éste se dispersa y evaluar tanto los resultados como los procedimientos.
LA SINERGIA DE UN EQUIPO:

La sinergia es clave en el trabajo en equipo. Supone que los resultados de un equipo de trabajo pueden ser superiores a la suma de los esfuerzos y capacidades de cada uno de los miembros de ese equipo. Ello va a depender de una buena organización y de que el objetivo sea realmente común, comprendido y aceptado por todos los componentes del equipo de trabajo.
Cuando tiene lugar el efecto sinergia, los resultados del equipo trabajo son superiores a los esperados, generando una gran motivación y una gran cohesión o unidad del equipo.
Sinergia significa que “el todo es mayor que la suma de las partes”. Es decir, que 1 + 1 es igual a 3.

Toda esta analogía sobre los delfínes, es porque ellos representan energía y animación dentro de sus acciones cotidianas y luego celebra a través del juego. Son animales altamente equilibrados. Las lecciones sobre el espíritu del delfín, que identificamos en el presente video compuesto por Bruce Lynch  nos ayudará a inyectar espíritu colaborativo en nuestro trabajos, organizaciones, familias, es esa clase de espíritu que automáticamente genera diversión…y mayor productividad.
 
Espiritu… es una palabra que convoca muchas imágenes… pensemos que es el principio emocional fundamental que determina nuestro carácter. Con este punto de vista es posible comprender “El espíritu del delfín” como la descripción de un animal lleno de gracia y placer que justamente representa un espíritu que nosotros, humanos, podemos desarrollar y mantener, tanto en la oficina como en casa



 
 
video

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada